facebook twitter
Jueves, 17 Julio 2014 00:00

Códigos de vestimenta

 ¿Sabes cómo ir vestido a tu trabajo? El código de vestimenta es el conjunto de reglas adoptadas en una compañía que especifican la manera correcta en que deben vestir sus empleados.

Código de vestimenta

El objetivo de un código de vestimenta es que los empleados se vistan de manera adecuada en el ámbito profesional, reflejando la imagen que la compañía trata de establecer o mantener conforme a su estrategia empresarial.

Informal, casual y formal

Captura de pantalla 2014-06-23 a las 11.43.19Las compañías pueden o no contar con códigos de vestimenta, si bien su implementación constituye un factor fundamental de coherencia en su imagen corporativa. Estos códigos pueden ser: informal, casual y formal. Cabe resaltar que ninguno de ellos es mejor que otro, su elección dependerá de factores determinados por la propia empresa. En el mejor de los casos éstos códigos se reflejarán en reglamentos internos, y siempre conforme a sus objetivos empresariales.

  • El código informal tiene como fin proyectar una imagen cómoda pero arreglada.
  • El código casual responde al objetivo de mostrar una apariencia cómoda y relajada sin perder profesionalidad.
  • El código formal pretende proyectar una imagen profesional mediante el uso de traje sastre, diferenciando su utilización en hombre y mujer.

El código de vestimenta adoptado en una empresa constituye    una norma más de obligado cumplimiento para sus empleados. Por ello, su conocimiento es un aspecto fundamental de integración en el marco de la compañía.

Traje sastre

Exclusivamente el código formal exige el uso de traje sastre. Es una realidad que hasta el más exclusivo de los trajes carece de sentido si no se porta en la talla, color, largo o tela adecuados. En contra de lo que muchos profesionales puedan pensar, la imagen física ejecutiva no debe ir asociada a un traje sastre de alto coste, así en el mercado actual existen tantas opciones de calidad como bolsillos.

Asesor de imagen empresarial

Un asesor de imagen corporativo y un personal shopper son las herramientas perfectas para crearte un guardarropa profesional, funcional y versátil, ajustado a tu presupuesto y necesidades, Además esto también puede adaptarse al código de vestimenta de la compañía para la que trabajas, con el fin de proyectarte como un triunfador.

Por: Carmelo Garcia Cifuentes

Publicado en Imagen Profesional