facebook twitter
Protocolo Profesional

Protocolo Profesional (1)

Jueves, 12 Febrero 2015 00:00

Comidas de negocios

Escrito por
Es muy común que el mexicano convoque juntas de negocios a la hora de la comida pues éstas son más informales y hacen que la comunicación fluya mucho mejor. Pero como todo en los negocios, también cuenta con un protocolo que debemos de conocer, no por ser más informales, quiere decir que dejan de ser profesionales.
 
eclecdish-lunch-meeting-picture

¿Dónde comer?

Si la cita con el cliente será en un restaurante, debes de tener ya pensado el lugar al que asistirán. Toma en cuenta el rumbo en el cual se encuentra la otra persona y sugiere un lugar cercano a él o en un punto medio para los dos.
Tip: Escoge cuidadosamente el restaurante al que asistirán, ésta será la cara de tu empresa. Procura elegir un lugar que ya hayas visitado y que tenga un menú de comida variada.

¿Qué pedir?

¡Evita pedir cosas difíciles de comer! Los sándwiches, salsas y aderezos son alimentos con los cuáles es muy fácil mancharte. En casos como éstos, tu mejor aliado serán las ensaladas. No querrás que tu cliente se concentre más en la mancha que tienes en la camisa que en el negocio que le estás proponiendo.
En cuanto a las bebidas alcohólicas, deja que tu invitado pida primero y así sabrás que pedir. Si la persona no pide alcohol, tú tampoco lo hagas. Y, en caso de que estés cerrando un negocio, por más que tu invitado pida una bebida alcohólica, tú no lo hagas. Tienes que estar atento a todo lo que pase.
Tip: Si tú eres el anfitrión de la comida, cédele la palabra a tu invitado para que él pida primero alimentos y bebidas.

¿En qué momento se habla de negocios?

Uno de los errores más comunes en las comidas de negocios es querer tocar el tema desde el momento que llegas al lugar. Primero hablen de temas de interés general, te servirá para conocer a tu cliente, generarás empatía y confianza. Los negocios se tratan al momento del café o del postre.

¿Quién paga?

El que invita, paga. Evita pagar la cuenta con monedas o mucho cambio. Los cupones, vales de regalo o de despensa, quedan totalmente descartados para estas situaciones. Si estás comiendo en un lugar de confianza incluso puedes dejar tu tarjeta de crédito con el mesero desde el inicio para evitar que el invitado vea la cuenta.

Recomendaciones generales:

Su plato, tu plato: si conforme va avanzando la comida, tu plato está mucho más lleno que el suyo, quiere decir que estás hablando demasiado. Toma un respiro y disfruta de tu comida, podrás escuchar cosas interesantes del cliente.
Retrasos: en cualquier cita de trabajo, es aceptable llegar 15 minutos tarde, no más. Si te encuentras atorado en el tráfico o sabes que vas a llegar un poco tarde, avisas para que la otra persona sepa que va a tener que esperar.
Las comidas pueden ser un gran lugar para establecer una realción profesional ya que se llevan a cabo en lugares más amigables los cuales te permite conocer un poco más a la persona con la que estás trabajando. Para que las tuyas sean sumamente exitosas te recomendamos tomar en cuenta todos estos consejos.
 
 
Por: Sofía Aznar G.