facebook twitter
Jueves, 16 Abril 2015 00:00

Líder ¿Mujer u Hombre?

Escrito por

Es una realidad que cada vez son más las mujeres que se involucran en el mundo laboral y muchas se están integrando al Consejo Administrativo de las empresas. Esto genera una imagen de progreso, modernidad y cambio.

Cada vez son más los corporativos que buscan integrar los valores femeninos a su ideología pues éstos ofrecen beneficios como frescura, flexibilidad y enfoques creativos que no se habían visto antes. Al tener una participación mayor dentro de las empresas las mujeres puede llegar a darle un toque humanista a su área, corporativo o proyecto.

 

Women-men-differs-1donu0t

¿Emocionales y Sensibles?

Es característico de las mujeres ser altamente emocionales e intuitivas. ¡Excelente para una empresa! El hecho que las mujeres tengan una capacidad de adaptabilidad ante los cambios, hace que su impulso a actuar ante la incertidumbre sea innato, ingenioso y resolutivo.

Al tener que desempeñarse en diferentes ámbitos (profesional, social, familiar y personalmente) hace que se vuelvan prácticas y enfocadas a la resolución de problemas en el menor tiempo posible. Además, está científicamente comprobado que las mujeres tienden a tener un mejor manejo del estrés y son más armónicas.

Apuesta a lo diferente

Incluir mujeres a nuestro equipo es una excelente manera de diversificar y complementar las ideas de la empresa. Ellas aportan nuevos enfoques y resuelven los problemas de diferente manera.

¡Puntos a Favor!

Serviciales: por lo general las mujeres están enfocadas en ofrecer la mejor atención y son excelentes para anticiparse a cambios en el mercado.

Empáticas: es fácil que una mujer se identifique con los problemas del cliente, por lo tanto éstos se sentirán comprendidos y confiados de que harás todo por solucionarlos.

Autoestima: la seguridad de las mujeres es un punto a su favor muy fuerte pues tomarán las mejores decisiones por ellas mismas.

¿Qué opinas ahora de la participación de las mujeres en los Consejos Administrativos? ¡Apuesta a la diversidad y beneficios de las mujeres!

Por: Sofía Aznar G. 

Viernes, 13 Marzo 2015 00:00

Imagen Personal vs. Imagen Profesional

Escrito por

Es común que las personas no se sientan cómodas con el atuendo de “oficina” y lo modifiquen según su estilo y gusto. Los uniformes parecen ser aburridos y sin vida, incluso hay personas que creen que al portarlos perdiendo su identidad. Es importante recordar esto no tiene nada que ver nuestros gustos o personalidades si no con las de la empresa. ¿Tú crees que un actor pierde su identidad por interpretar un papel que no se parece nada a lo que es en realidad?

Cuando pertencemos a una empresa debemos ser embajadores de la marca, y debemos vestir como lo haría la empresa si ésta fuera una persona. Puede ser que los colores, las formas y los códigos no vayan tanto con tu estilo pero aun asi hay que respetarlos.

Screen Shot 2015-03-13 at 10.45.37 AM

¿Color o neutros?

Si tu oficina es estilo tradicional, lo más probable es que el uso de colores llamativos esté prohibido. Utiliza colores neutros tanto en tu vestimenta como en tu maquillaje, uñas y accesorios. Recuerda que no por no usar el suéter rosa mexicano que tanto te gusta, estás dejando de ser tú; déjalo para esa comida tan especial que tienes con tus amigas.

Los tacones me cansan…

A menos que tengas un problema fisiológico el cual te impida utilizar zapatos altos, o tengas funciones en las cuales pases mucho tiempo parada, éstos se vuelven un requisito para el ámbito laboral. Los tacones ideales para un ambiente ejecutivo son los de 5 centímetros. Los más recomendables son los negros porque combinan con todo pero también puedes buscar unos en color gris, azul marino o nude.

Mini faldas, ¡me encantan!

El largo correcto para una falda en un ambiente laboral es a media o debajo de la rodilla. Ni más arriba, ni más abajo. Al utilizar una falda mucho más corta te verás poco profesional y mandarás los mensajes equivocados.

Ventajas de la Imagen Profesional

¿Crees que el uso del uniforme es lo peor que te pudo haber pasado? ¡Al contrario! Éste puede simplificar tu vida. No perderás tiempo en las mañanas rompiéndote la cabeza para descifrar que te vas a poner y además, ¡tu ropa durará el triple! Podrás guardar toda esa ropa increíble que acabas de comprar para las salidas con tus amigos.

Por: Sofía Aznar G. 

Lunes, 09 Marzo 2015 00:00

¿Clientes difíciles?

Escrito por

Cualquier negocio, sin importar el tamaño y los años de experiencia, se enfrentará a clientes que son difíciles de complacer. Es muy importante ofrecer un buen servicio pues, aun cuando no encuentres la manera de cumplir sus expectativas, el trato siempre debe ser profesional.

A continuación te presentamos 5 tips que te harán el trabajo más fácil:

atencionalcliente

¿Cómo se llama?

Asegúrate que en el primer encuentro que tengas con el cliente, le preguntes su nombre y que te lo aprendas. Al hacerlo podrás dirigirte a él de la manera correcta lo cual te ayudará a crear un vínculo y una cercanía.

¿Somos psicólogos?

¡Claro que no! Pero cuando se trabaja en atención a clientes, tiene que haber cierta empatía con los problemas de los clientes. Demuestra interés por su preocupación o disgusto e intenta darle la seguridad de que harás todo lo que está en tus manos por solucionarlo.

Pero, el cliente es grosero

¿Cuántos nos hemos enfrentado a clientes prepotentes? Es algo de lo que nunca te librarás trabajando en ésta área. Pero hay que mantener la calma, nunca respondas de manera grosera ya que serás el único que saldrá perdiendo. Utiliza frases como “entiendo su disgusto y estoy aquí para ayudarlo”, “le propongo ésta solución…” y tratar de nunca utilizar un NO al inicio de una oración.

Le prometo que…

Nunca prometas nada que no vayas a cumplir, y si ya lo hiciste, asegúrate de cumplirlo en el tiempo estimado. No hay nada que más les moleste a los clientes que no recibir lo acordado. Averigua bien cuáles son las posibles soluciones al problema del cliente y utiliza la más viable.

Palabras mágicas

Siempre, siempre, siempre di por favor y gracias. Lo creas o no, estas dos simples palabras subirán mucho el nivel de atención que le des a tus clientes y te recordarán por ello.

Si sientes que tu negocio necesita una capacitación en atención a clientes, por favor no dudes en contactarnos. ¡Gracias por tu atención!                                                                             

 Por: Sofía Aznar G. 

Página 1 de 17